Kelly Beeman en su estudio

5 Cosas que no sabías sobre la artista Kelly Beeman

Llegar a conocer a la perfección a un artista puede ser una experiencia muy reconfortante. No se trata sobre casualmente saber su lugar de nacimiento o su estado civil; se trata de conocer la profundidad de su imaginación, sus emociones, su forma irrepetible de experimentar el mundo y la vida. Es entender aspectos de su existencia que nos ayudan a sumergirnos en su arte y a descubrir un significado mucho más agudo sobre su forma de expresarse.

Lograr conocer a un artista es transportarnos a otro mundo, uno que no sabíamos que existía.

Kelly Beeman es un genio en el mundo moderno del arte. Su talento, único y extraordinario, ha sido exhibido a nivel global y ha recibido ovaciones alrededor del mundo.

El valor que su arte agrega a nuestros bolsos es invaluable y único en su clase. Tienes que conocerla.

Captura actividades del día a día y las inmortaliza en sus pinturas

Kelly Beeman encuentra inspiración en muchos aspectos de la existencia humana, desde artistas del siglo 19, como Amedeo Modigliani, hasta actividades ordinarias como ver vídeos de música, hacer ejercicio bajo la lluvia o chismear.

Justo como Renoir tomó inspiración de sus alrededores, Kelly Beeman hace uso de nuestras actividades modernas para eternizarlas en pintura.

Generaciones futuras verán su trabajo y pensarán maravillados: “Wow, eso era lo que hacían en esa era”.

Es una autora publicada

Puedes comprar una compilación de su trabajo en forma de un libro llamado Window Shopping. Un libro majestuoso e inspirador para admirar mientras tomas té en una tarde lluviosa.

Un libro sobre el trabajo de un artista ayuda a ver a detalle cada característica de todas sus pinturas, de esta manera cuando lo veas en vivo en una galería o en un museo puedes sumergirte en su arte con completa comprensión y conocimiento.

También encuentra inspiración en marcas de alta gama

Estamos completamente seguros de que si Holly Golightly (el personaje principal de la película Breakfast at Tiffany´s) fuera una mujer moderna sería fan de Kelly Beeman.

Las mujeres en sus pinturas siempre están vestidas a la perfección perfección, en diseños hechos por Balenciaga, Alexander Wang, Dior y Jason Wu.

Mujeres sofisticadas con cuerpos alargados, creando figuras fascinantes.

Explora la divinidad en busca de la perfección

Perfección. Una noción demasiado compleja para comprender. A través de los siglos artistas han buscado la fuente de la perfección para plasmarla en su arte.

Miguel Ángel, Da Vinci, Monet y muchos más han buscado en un sinfín de fuentes para alcanzar ese toque de magia que nos otorga la naturaleza de forma majestuosa.

Kelly Beeman ha explorado varias aplicaciones de la proporción áurea, que se considera la proporción divina, para componer sus diseños.

A través de sus estudios sobre la proporción áurea, encontró una forma majestuosa de crear continuidad de una figura a otra, como resultado tuvo patrones dinámicos. Mediante ese proceso, encontró la perfección en la belleza imperfecta que es defectuosa, pero a la vez tan auténtica y real.

Utiliza su arte como un medio de conexión

Kelly Beeman estaba en lo correcto cuando dijo: “La vida contemporánea puede ser el ejemplo más extremo de alienación, y aun así el arte florece mientras anhelamos nuevas formas de alcanzarnos unos a otros […].”

Mediante nuestro deseo innato de conexión es que encontramos belleza en eso que nos une, ya sea a través de nuestras similitudes, diferencias y/o experiencias relacionadas.Encuentra la colaboración de Kelly Beeman con Onesixone aquí.