¿Qué es Onesixone?

Según la definición de Susana Campuzano en su libro La fórmula del lujo, Onesixone se define como una marca de lujo nicho creador en el cuadrante del lujo moderno, entre la cultura, la creatividad e innovación.

Onesixone crea bolsos mediante colecciones de edición limitada intervenidas por artistas contemporáneos. Su fabricación es artesanal, en Ubrique, España. Aunando así arte, artesanía y diseño innovador en un objeto que deja de ser cotidiano por su exclusividad y calidad. Todo un lujo un Onesixone

Génesis: la proporción aurea

El concepto de la marca es único y tiene su origen en la proporción aurea. Sinónimo de perfección, responde al ratio 1,61… cuyos tres primeros dígitos dan nombre a la marca: Onesixone (161). Esta razón dorada no solo está en el nombre, impregna los diseños de cada colección. Se quiso así crear una marca que fuera más allá.

La descripción de la proporción áurea como la divina proporción encaja a la perfección, ya que es vista por muchos como una puerta hacia una comprensión más profunda de la belleza y la espiritualidad de la vida, revelando una armonía oculta en muchas de las cosas que vemos.

Es un papel importantísimo el que un único número juega en todo esto, pero cabe recordar, una vez más, que este número siempre ha tenido un papel imprescindible en la historia de la humanidad y en los propios fundamentos de la vida. Así pues, no se puede trazar fácilmente la línea que divide los aspectos matemáticos de los místicos.

Es en este intrigante del diálogo sobre la belleza, la armonía y la elegancia donde nace Onesixone, impregnada de todo lo que la proporción aurea representa y queriendo ir más allá.

Todo lo que envuelve a la marca tiene relación con este concepto. Por ejemplo, la forma del icónico bolso Gaia responde a proporciones que son las del rectángulo áureo, dispuesto en puntos equidistantes de nuevo a la diagonal del primer cuadrado de la proporción áurea. Pero no solo eso, la posición de los herrajes, el diseño del logotipo, todo lo que rodea a Onesixone está sumido es la divina proporción.

Como hemos dicho, el nombre de la marca, Onesixone, se corresponde con los tres primeros dígitos del número Phi (1.61…). Pero hay un nuevo guiño a este concepto en el número de unidades limitadas de cada modelo: 161.

La materialización del arte

Esta forma de hacer bolsos, tratados casi como una obra de arte no permite una producción masiva, ni siquiera reducida. Había de ser sumamente exclusiva para poder hacerlo bien. Con artesanos con años de experiencia a sus espaldas en el trabajo de la piel, con mimo y tiempo. Por eso es una colección tan limitada, solo existen 161 ejemplares de cada bolso en el mundo, y todos están numerados y certificados.Director creativo de la marca Onesixone

Adrián Salvador, director creativo y el artista seleccionado para cada nueva colección junto con la diseñadora de joyas Helena Rohner son los responsables de cada uno de los bolsos Onesixone. Único en su concepto y elaboración, con el hilo conductor de la marca como base: la proporción aurea

Hay una artista para cada colección. El trabajo con cada artista es diferente y por lo tanto en cada colecciones también lo es: se pueden ver rasgos diferentes y estilos distintos pero todos con algo en común: la proporción aurea que auna arte contemporáneo y tradición artesana de forma armoniosa.

Las artistas se basan en alguna de sus obras de arte para a partir de ellas crear los bolsos, inspirados siempre en sus trabajos anteriores. Junto con Adrián Salvador se determina el diseño del bolso y Helena Rohner crea los detalles que dan el punto y final a los bolsos de esta firma de lujo. Finalmente son confeccionados en Ubrique por artesanos marroquineros.

Obras de arte de Kelly Beeman

Cada una de las piezas de las colecciones de Onesixone, suponen una verdadera innovación en los bolsos de lujo: una colección limitada, numerada y cuidada al extremo, una obra de arte portable, una pieza de lujo bella en sí misma: son únicos.