El mes de Abril trae consigo una fiesta muy importante que ha alcanzado fama internacional. La Feria de Abril es una fiesta sevillana que tiene lugar durante este mes. Para los sevillanos es un evento importante del año y de las más visitadas por personas de todo el mundo que buscan disfrutar de la típica alegría del sur.

Antes de adentrarnos en las tradiciones o curiosidades de esta fiesta es interesante conocer algunos sus conceptos típicos

El Real. Es la terminología que se utiliza para denominar a todo el espacio físico que compone la Feria en sí.

La portada. Es una estructura que se diseña con antelación al evento y que suele estar inspirada en acontecimientos o figuras del pasado. Se monta y desmonta en los períodos de tiempo previo y posterior a la Feria. Simboliza la puerta o entrada al Real de la Feria.

Interior de una caseta Feria de Abril

Las casetas. Son estructuras también desmontables que hacen la función de casas o clubs. Cada caseta está formada o integrada por un grupo de amigos que la constituyeron en su momento y a la que ellos mismos le buscan un nombre. No puede haber dos casetas con el mismo nombre. Cada caseta está organizada y decorada por los propios socios, por eso son privadas y la entrada siempre será invitado por un socio: es como si fueras de invitado a su casa, ya que él o ella correrá con todos los gastos. También hay casetas públicas donde se entra libremente y estas sí funcionan de forma similar a un bar. En las casetas principalmente se come, bebe canta, y baila; todo ello entre amigos y familia.

La calle del infierno. Es una zona de la feria donde están los “cacharritos”: montañas rusas, juegos y atracciones de todo tipo.

¿Cuándo es la Feria de Abril?

La Feria es llamada Feria de Abril porque siempre tiene lugar en este mes. No tiene una fecha fija pero siempre es pasada la Semana Santa. Como curiosidad la del 2017 tuvo que alargarse para que al menos un día perteneciera a este mes. De esta manera en lugar de empezar un lunes, tuvo lugar un sábado, concretamente fue 29 de Abril de 2017. Es por eso que  desde la Feria del 2017, el período de celebración  de esta fiesta se ha extendido de sábado al domingo siguiente, siendo ahora de 9 días en lugar de 7 y teniendo así dos fines de semana de feria.

El pescaito

La Feria siempre ha durado una semana, de lunes a domingo. Estos días son conocidos como “el lunes del Pescaito” y “el domingo de los fuegos”. Esto es así porque la semana empieza un lunes cenando el típico pescadito frito sevillano (una delicia) y acaba el domingo de esa misma semana con un espectáculo de fuegos artificiales.

El llamado “pescaito” consiste en una cena que organizan cada una de las casetas del real de manera privada esperando a que den las doce de la noche cuando tendrá lugar el alumbrado, momento en el que la portada y todas las calles que forman el Real de la Feria se encienden y dan luz a la fiesta. En este momento es cuando tiene lugar el inicio de la Feria.

¿Cómo se viste en la Feria de Abril?

El traje regional

Una de las cosas por las que más se conoce o destaca esta fiesta es por la forma de vestir de las sevillanas. Ellas se suelen vestir con el llamado “traje de flamenca” o “de gitana”. Este traje es muy característico de estos días y muy favorecedor. Es el único traje regional que se ve influenciado o al que le afecta la moda. Es decir que pese a tener algunas características básicas que se suelen respetar, luego sobre esa base, cada cual diseña su modelo. Cada año suelen surgir tendencias nuevas que afectan a estos trajes, al igual que ocurre con la moda en general.

Normalmente el objetivo de estos vestidos es hacer combinaciones en colores llamativos y originales. Aunque es cierto que muchas prefieren elegir combinaciones más básicas o de un único color. La manera en la que combinan estos trajes con los accesorios típicos refleja la personalidad de cada mujer.

Chicas de flamenca en la Feria de Abril

Los complementos en la feria

Los trajes de flamenca llevan una serie de complementos con ellos. Estos accesorios son en primer lugar una flor que iría colocada en la cabeza. En segundo lugar un mantón o mantoncillo, que iría colocado por los hombros, encima del traje agarrados con un broche a la altura del pecho. Por último alguna peina o peinecillo que decore la cabeza y acompañe a la flor. En cuanto a los pendientes, dependerá del gusto de cada chica.

No todo es el traje de flamenca…

Algunas de las chicas que asisten a esta fiesta lo hacen sin este típico traje. Tanto sevillanas como de fuera de la ciudad puede que opten por otro tipo de indumentaria. Pero lo único que es necesario para ir acorde con el evento es ir elegante.

Look elegante Feria de Abril

Algunas opciones típicas para aquellas chicas que no les convenza la idea del traje de gitana pueden ser un pantalón palazzo con algún top o blusa lencera.  A este look se le puede añadir chaqueta en función del tiempo que haga ese año. Como complementos, unos pendientes grandes y un bolso elegante le irían perfectos. En Onesixone hay muchos modelos y colores diferentes que pueden hacer de un look básico, uno espectacular.

Otra opción podría ser un traje de chaqueta en algún color primaveral o veraniego. También se puede optar por cualquier tipo de vestido que no sea excesivamente corto. No es nada raro que se complementen con una flor en el pelo.

Con cualquiera de estos looks habría que apostar por unos tacones que estilicen pero que sean cómodos para poder bailar y disfrutar durante todo el día.

En resumen, el objetivo de la mujer en esta fiesta es destacar por la elegancia y belleza que cada una lleva dentro y por supuesto reír, bailar y cantar.

En cuanto a los hombres, la mayoría visten de con chaqueta y corbata.

 

Comer, beber, bailar y cantar

Entre las doce y una del medio día el Real empieza a recibir personas dispuestas a pasar unos fantásticos días. Los hay que aprovechan el día para comer y los que prefieren llegar algo más tarde y comer en casa. En ambos casos lo que todo feriante quiere es pasarlo genial y disfrutar con las personas que uno más quiere, familia y amigos.

Desde las 12 del mediodía hasta las 8 de la tarde habrá coches de caballos llevando a grupos de amigos y también jinetes y amazonas montando sus caballos y recorriendo el Real de la Feria. Ellos pasean y van a visitar a sus amigos y familiares a sus diferentes casetas.

La comida que se estila depende de cada caseta y de los cocineros y camareros que la lleven, pero lo más típico son los montaditos, tortillas de patatas, croquetas y el más solicitado: el jamón ibérico. La Feria no tiene una comida especial pero sí que tiene una bebida típica. Este es el “rebujito”, formado por una mezcla entre manzanilla y gaseosa de lima-limón. De la mezcla de ambos sale la bebida más consumida por sevillanos en esta fecha. Además el fino y la manzanilla, en este caso sola, son las más típicas.

A parte de comer y beber, otras dos actividades que más se hacen en la Feria son cantar y bailar. Las canciones y el baile típico de esta fiesta son las famosas sevillanas. Estas canciones tienen un baile típico que todo sevillano y sevillana suele conocer y poner en práctica durante estos días.

Son unos días llenos de color, alegría y diversión para la capital andaluza.