La obra de arte seriada y sus nuevos soportes

 

A lo largo de la historia los soportes tradicionales de las diferentes obras de arte han sido muy diversos. Los soportes más tradicionales como lienzos, madera o muro, no han sido los únicos existentes. Aparte de ellos también podemos encontrar las pieles como soportes.

La piel se ha usado por ejemplo en pergaminos. Otro caso relevante de uso de piel es la preciada vitela. La vitela es una piel exclusiva que normalmente su uso se dejaba para los más pudientes.

Hoy en día la diversidad de soportes junto con procedimientos como la serigrafía, han democratizado la difusión de obras de arte en objetivos cotidianos tal y como un día hizo la imprenta.

Gracias al mecanismo de la serigrafía, una obra de arte antes única, como la “Mona Lisa”, ahora la podemos ver estampada en muchos sitios.

 

Obra única vs seriada

 

obras de arte limitadas ¿Entonces hemos hecho que pierdan valor las obras de arte, al reproducirlas indiscriminadamente? Aquí se entraría en la eterna discusión entre obra única y seriada.

Los valores artísticos intrínsecos a una obra de arte no se diluyen porque haya 200 ejemplares de un grabado de Remblardt.

En la era contemporánea, el arte se ha adaptado a su tiempo y no puede ignorar la realidad cotidiana. Los nuevos soportes permiten nuevos usos y abren fronteras a la representación artística mientras los antiguos se reinventan. De esta forma se adaptan al uso más práctico, pero no por ello menos exclusivo.

 

Esta idea del arte y de las obras de arte, de los lienzos  es donde tiene origen ONESIXONE . Esta marca de bolsos de lujo es única. Esto es así porque los artistas que colaboran en las colecciones, diseñan las obras exclusivamente para la marca. De esta forma a la hora de llevar a cabo una colección de artistas, la obra que aparece plasmada en el bolso es completamente única y exclusiva.

 

A estos diseños exclusivos para la marca, se les trata como obras de arte seriada. Un ejemplo típico de obras seriadas serían los grabados. Cada bolso está numerado, existiendo solo 161 unidades – de ahí la edición limitada – comparado con obras de arte seriadas.

Tener un ONESIXONE  hace especial a su dueño porque no todos pueden conseguir uno. Debido no solo a sus unidades limitadas sino a los diseños que se crean. Diseños fruto de la mente de artistas.

A pesar de que el uso de la obra de arte se ha democratizado, esto no ha hecho mermar sus valores sino que han crecido exponencialmente al complementarse arte y artesanía en un objeto exclusivo.