La artista:

La colección

Mis objetos e instalaciones son encuentros, diálogos entre materiales y elementos previamente separados en el mundo. La resultante identidad es una combinación de una funcionalidad inicial y el nuevo sentido que lo llena, añadiendo un nuevo significado simbólico, poético y existencialista.
Mis decisiones creativas se basan en la combinación de dos principios: el uso de trabajo manual repetitivo y la reaplicación de objetos que ya existen en el mundo (objet trouvé).
Recupero procesos tradicionales y primitivos de artesanía usando recursos artísticos como la repetición, la arbitrariedad y la acumulación, por medio de una disposición minimalista pervertida por la presencia de sensualidad en materiales, formas y colores.
Siempre sigo buscando la belleza de la imperfección en los objetos alterado por el paso del tiempo o el proceso de fabricación …
Para mí, la naturaleza es también una fuente inagotable de belleza.

El resultado son piezas únicas que conectan al observador con algo reconocible y extraño; convirtiendo así el ordinario en lo extraordinario.

Con todo, cuento historias sobre la complejidad de la existencia humana, compartiendo la poesía de la simplicidad, de lo rústico pero hermoso, alentador la contemplación de un objeto casi tan sagrado.

En la colección que he creado para ONESIXONE, fusiono las figuras de la proporción áurea y el símbolo del infinito. Dos patrones geométricos que hablan de la eternidad y de la filosofía existencialista construida sobre la idea de que no hay principio ni fin. Ambos simbolizan, además, la conexión invisible entre todas las cosas del mundo. Basándome en la selección de colores básicos y de las sensaciones táctiles, he ido en busca de la belleza silenciosa y de la elegancia atemporal.

Tras esta colección se escuchan los ecos de algunas de mis obras, como los trabajos en oro que se basan en la técnica japonesa kintsugi, los tejidos metálicos hechos a mano con agujas de crochet, los campos infinitos de alfileres que invitan al tacto y en definitiva, la recreación de un mundo onírico que habla de la vida y de los misterios comunes de la existencia de cualquier ser humano.

Anna Talens

La génesis

ONESIXONE muestra cómo cobra vida el lenguaje del artista. El proceso creativo de cada artista es el protagonista de cada colección: la búsqueda previa que se da, el desarrollo del concepto y el trabajo final. Éste es el resultado que permite al artista, los artesanos del cuero, los curtidores y los diseñadores celebrar la creación de una colección. Cada bolso se convierte en espejo de la mente del artista, sus ideas, sus experiencias y como éste entiende la filosofía de la marca.

El artista elige las técnicas, los materiales, los colores y las formas y decide si esos objetos son tan sólo recipientes o contienen algo por sí mismos. Cada colección, cada bolso tiene su propia historia, su propio espacio. La búsqueda e inspiración, la artesanía, el bienestar y la personalidad fueron los principios y criterios por los que se guió ONESIXONE. La rigurosa tradición de la artesanía de alta calidad y la transmisión de emociones a través de las manos.

“Bajo el título “Endless”, queremos resaltar que, sobre cualquier trabajo material, hay un gesto creativo y conceptual. Toda la colección es, en sí misma, una exposición artística, una instalación conceptual, una obra de obras.

Adrián Salvador Candela, director creativo