Poco se sabe del director creativo de una marca, aquel que está detrás y trabaja hasta el más mínimo detalle para que cada colección supere a la anterior. Tras los bolsos de la proporción perfecta, el icónico Gaia, se encuentra Adrián Salvador.

Conociendo al director creativo de Onesixone

 

Director creativoAdrián Salvador es un joven valenciano con una intensa carrera. Tras terminar el bachillerato internacional en un colegio bilingüe, y tener claro que su futuro estaba en la moda, decidió estudiar Fashion Design and Textiles en el  Central Saint Martins College of Art and Design de Londres.

“Me interesaban todas las disciplinas en las que pudiera tocar y crear con mis manos. En verano mi madre nos enseñaba a hacer figuras de papel maché, dibujábamos, pintábamos…”.

Luego siguió con Diseño de Moda en el IED en Barcelona y terminando en Valencia con Diseño Industrial. También ha trabajado en marcas como Loewe, Adolfo Domínguez, y para J.Mendel, con quien tuvo la oportunidad de diseñar un vestido que posteriormente luciría Michelle Obama.

Aquellos que le conocen más de cerca no dudan en afirmar el alto potencial que tiene. Su sueño cumplido, Estudio Savage, un estudio creativo que alberga todas sus pasiones, un lugar donde puede dar rienda suelta a su creatividad abarcando diferentes disciplinas. Desde su estudio, desarrolla procesos creativos para diferentes marcas, así como sus proyectos personales de moda.

Su inmersión en este sector le ha llevado actualmente a impartir clases en el Centro de Estudios superiores Barreira.

 

Su trabajo para Onesixone

Fue él quien, basándose en la proporción aurea, planteó el modelo Gaia, un bolso que contiene las dimensiones perfectas que rigen esta proporción. Su trabajo y formación previa en Ubrique tiene mucho que ver con ello. Durante una temporada estuvo viviendo en esta región gaditana, experiencia que le permitió adentrarse en el mundo de la piel y aprender de los mejores.

Gracias a él, es posible que obras de arte tan bellas como las que se encuentran en los bolsos Onesixone, vean la luz.

Adrian y Anna Talens

Adrián trabaja muy estrechamente con las artistas de cada colección. Se traslada a su estudio, se empapa de todas sus obras para entender lo que significa el mundo de cada artista. Con ellas viaja hasta Ubrique y consigue plasmar sus obras sobre el lienzo que es la piel. Todo este proceso creativo se recoge en el libro de artista que acompaña al producto final, poniendo en valor todo el trabajo realizado hasta obtener algo único: una obra de arte hecha bolso.